Real Murcia CF × en la web de aficionados del Real Murcia CF.
Real Murcia CF
La red social de aficionados del
Real Murcia CF

historia del real murcia cf

Antes de crear un nuevo artículo, accede al buscador y comprueba que no tenemos el artículo que intentas crear. Si no existe créalo y si ya existe puedes editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indica el motivo por el que quieres denunciar el artículo

Por favor, copia y pega el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

historia del real murcia cf

Enviar a un amigo

Fundado en 1908 bajo el nombre de Murcia Fútbol Club, su escudo llevaba las iniciales M.F.C. El primer presidente de la entidad fue Antonio Manzanera. El equipo comenzó jugando en la Plaza de Toros, donde se disputó su primer partido durante las Fiestas de Primavera de 1909, que acabó derrotado por 16 a 1 contra el Recreativo de Alicante. Heredia fue el autor del primer tanto en la historia del club. Su primer encuentro fuera de Murcia fue contra el mismo equipo, perdiendo nuevamente, esta vez por 5 a 1. A pesar de ello, en él destacó el defensa Ernesto Casanova, que fue el primer jugador sobresaliente del equipo murciano.

En 1910 el club alquiló unos terrenos en la pedanía de Espinardo, en el denominado "El Tiro Nacional". Allí, en un campo poco propicio para la práctica del fútbol, pasaron a jugar sus partidos, que eran siempre contra equipos de la región o zonas limítrofes. El primer torneo que ganó fue el Campeonato del Sudeste de España, disputado entre el Águilas, el Cartagena y el Murcia, y para el cual la Infanta Isabel donó un trofeo.

El 27 de enero de 1918 se inauguró el campo de fútbol de La Torre de la Marquesa, situado cerca del centro de la ciudad y el primero que tuvo el club con las dimensiones reglamentarias. Poco a poco, los murcianos fueron aficionándose a asistir a los partidos que se disputaban en él, y que empezaban a ser contra equipos procedentes de distintos puntos de la geografía nacional. No obstante, la máxima rivalidad por aquellas fechas la tenía con el Águilas Club de Fútbol.

2. Primeros títulos y designación 'Real'

 

Por razones económicas, el propietario del campo de La Torre de la Marquesa decidió clausurarlo. Aproximadamente un año después, en 1920, Ramón Ángel Cremades se hizo cargo de él y logró que se reanudase la actividad futbolística en la ciudad. Bajo su presidencia, el club cambió de nombre a Levante F.C. de Murcia y se inscribió en la Federación Levantina de Fútbol. En 1921 el equipo ganó su primer título oficial, el Campeonato Regional, lo que le dio derecho a participar en la Copa del Rey, torneo en el que cayó derrotado ante el Sevilla en la primera ronda eliminatoria.

Para la temporada 1921/1922 se volvió a adoptar el nombre original de Murcia F.C. con un nuevo escudo donde aparecían el nombre completo del club y las siete coronas. Era una época en la que sólo se jugaban los torneos regionales y la Copa, reservada para sus campeones. Para ir completando el calendario, eran frecuentes los partidos amistosos. De entre ellos, es de reseñar el que se jugó el 10 de mayo de 1923 contra el FC Nürnberg, uno de los equipos alemanes más destacados de la época. Fue el primer partido internacional que disputó el club y perdió 0-1. Otros amistosos de los que se habló mucho fueron los dos que jugó Ricardo Zamora en abril de 1924 y los dos encuentros disputados ante el Real Madrid en las Navidades de 1925, y que el Murcia venció por 3 a 1 y por 1 a 0.

En la temporada 1923/1924 el Rey Alfonso XIII le concedió el nombre de Real Murcia. El nuevo escudo, que reflejaba el título de Real, comenzó a llevarse en las camisetas de los jugadores a partir de la temporada 1924/1925. En 1924 también se creó la Federación Murciana de Fútbol y se inauguró el estadio de La Condomina, donde el club jugó durante 82 años.

Entre 1924 y 1932 el Real Murcia ganó ininterrumpidamente el campeonato regional, título que volvió a lograr en 1934. Pese a ello, el club no conseguía colocarse en la élite del fútbol nacional, ya que caía derrotado en las primeras rondas del campeonato de España. En la temporada 1927/1928 alcanzó los cuartos de final, pero perdió los dos encuentros disputados ante el Deportivo Alavés, el primero de ellos con un polémico arbitraje de Pedro Escartín. En la Copa de la temporada 1928/1929 y ante el Osasuna, el Real Murcia ganó el primer encuentro por 4 a 2 y perdió el segundo por un tanto. El equipo pamplonés recurrió por alineación indebida en el segundo partido, y la Real Federación Española de Fútbol decidió anular ambos partidos, circunstancia única en la historia del fútbol español. Se jugó un partido en campo neutral que ganó el Osasuna.

3. Grave crisis y la época del 'ascensor'

 

En 1929 se creó la Liga española de fútbol y el Real Murcia quedó encuadrado en el denominado grupo B de la Segunda División, que un año después pasaría a llamarse Tercera División. El club acabó segundo, lo que le dio derecho a jugar en el grupo A de la Segunda División en la temporada 1929/1930.

En 1934 el club sufrió una fuerte crisis. Por reestructuración en la Liga, se había decidido que esa temporada ascenderían cuatro equipos a la Primera División. El Murcia Club de Fútbol finalizó tercero en la Segunda División, pero en una reunión extraordinaria la Asamblea Nacional de la Federación Española decidió que sólo serían dos los equipos en subir de categoría. Tras ello, el presidente del club, Antonio Fontes Pagán, y la mayoría de directivos dimitieron. La entidad, que además atravesaba problemas económicos, estuvo cerca de la desaparición, pero el equipo logró recuperarse y en 1936 ganó el campeonato superregional de Levante-Andalucía y se clasificó primero en el grupo tercero de la Segunda División, aunque en la fase final no logró el ascenso a la Primera División.

Al finalizar la Guerra Civil, el club se rehizo por completo. La temporada 1939/1940 fue la primera tras tres años de inactividad futbolística a nivel nacional, y en ella el Real Murcia logró su primer ascenso a la Primera División de la mano del jugador-entrenador José Griera. Fue tras un partido disputado el 5 de mayo de 1940 ante el Cádiz Club de Fútbol, en el que la única opción para el Real Murcia era vencer por un mínimo de dos goles de diferencia y que acabó 0 a 2.

Esa primera temporada en Primera División la terminó en último lugar, con trece puntos. Ganó sólo cinco partidos, uno de ellos al Real Madrid.

El equipo ascensor:

La temporada siguiente intentó regresar a la Primera División, jugando la promoción de ascenso contra el Fútbol Club Barcelona, la ocasión en la que más cerca ha estado el club azulgrana de perder la categoría a lo largo de su historia. Se jugó en Madrid el 28 de junio de 1942 y el Real Murcia se adelantó en el marcador. El Barcelona empató poco antes del descanso y, en los últimos veinte minutos de partido, marcó otros cuatro goles que dejaron el resultado final en 5 a 1.

En 1944 logró su segundo ascenso a Primera División y llegó a las semifinales de la Copa del Generalísimo. Se mantuvo tres años en la máxima categoría. En los dos primeros terminó en la undécima posición, quedando cerca del descenso pero haciendo algunos buenos partidos como la segunda de las tres victorias que ha logrado ante el Real Madrid en partido de Liga en toda su historia el 3 de febrero de 1946. En 1947 perdió la promoción ante la Real Sociedad y regresó a la Segunda División.

Su tercer ascenso a Primera llegó el 2 de julio de 1950, en un partido jugado a la misma hora que el del histórico "gol de Zarra". Era la cuarta vez que el equipo disputaba la fase de promoción y, tras ganar por 2 a 0 al Real Oviedo, por primera vez tras un partido de estas características se garantizó jugar la temporada siguiente en la máxima categoría, donde permaneció sólo un año. Regresó en la temporada 1955/1956 y nuevamente volvió a descender ese mismo año. Por estas circunstancias, el equipo era denominado en la jerga periodística como equipo ascensor.

4. Desde los '60 hasta nuestros días...

 

Mientras el primer equipo permaneció durante siete temporadas en la Segunda División, el Real Murcia juvenil se proclamó campeón de España en 1957 y llegó a la final en 1960. En 1962 asumió la presidencia del club Ángel Fernández Picón, alcalde de Murcia de 1953 a 1958, e impulsó la denominada "operación socios", que consiguió que se iniciase la temporada 1962/1963 con 15.000 socios. El equipo respondió a las expectativas creadas: subió a la Primera División tras proclamarse campeón de la Segunda y tuvo un buen papel en la Copa del Generalísimo, donde cayó en cuartos de final ante el Barcelona por un resultado global de 3 a 2.

En la temporada 1963/1964, entrenado por Fernando Daucik, el equipo llegó a afrontar el tercio final del Campeonato en la sexta posición, aunque una serie de malos resultados en los últimos partidos hicieron que acabase en la duodécima posición. Esta temporada también dejó el primer partido televisado en directo al Real Murcia, el que disputó en el Estadio Metropolitano ante el Atlético de Madrid y que perdió 2 a 1. La campaña siguiente supuso un nuevo descenso a la Segunda División, al finalizar decimoterceros y perder la promoción.

El 11 de noviembre de 2006 el Real Murcia jugó su último partido en La Condomina como local contra el Polideportivo Ejido (0-1), dándose cita a dicho homenaje a jugadores históricos como "Macho" Figueroa y Guina. El equipo se trasladó a la Nueva Condomina la semana siguiente y jugó su primer partido oficial el 26 de noviembre contra el Real Valladolid. El 12 de mayo de 2007, con el empate conseguido frente a la Ponferradina, el club logró su undécimo ascenso a la Primera

Página creada por administrador con la colaboración de gemeliko1.

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU